SETAL CONMEMORA EL DÍA DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS PRIVADAS

En febrero de 2009 se reconoció la Reserva Natural Privada SETAL, administrada por la Compañía Guatemalteca de Níquel (CGN), a través de una resolución del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (CONAP), la cual también está registrada en la Asociación Nacional de Reservas Ecológicas Privadas de Guatemala (ARNPG), convirtiéndola en la primera bajo la tutela de un proyecto minero en el país.

Unas 130 comunidades de El Estor, reciben el impacto directo del proyecto, a través de participar en los programas de conservación de recursos renovables, lo que fortalece la protección de los ecosistemas de la región, manteniendo los ciclos biológicos intactos en la reserva a pesar de encontrarse a pocos metros del trabajo minero, con lo que se demuestra el buen manejo de los mismos.

A través de un vivero forestal dentro de la Reserva se busca generar de una forma sostenible los recursos para la recuperación de zonas que fueron utilizadas para la extracción de recursos minerales, logrando a corto plazo la restauración del ecosistema, además se promueve la investigación científica, la educación ambiental.

Ésta área, contiguo a nuestra planta de proceso PRONICO, es refugio y parte del hábitat del Mono Aullador y Cocodrilo Americano, especies en peligro de extinción en el país, además, hay 462 especies botánicas, 110 de orquídeas, 35 de bromelias; unas 37 especies de mamíferos, más de 200 de aves entre migratorias y playeras, 20 de anfibios y 20 de abejas del género Euglossini, lo que hace que el área sea importante para la conservación de los procesos biológicos de la región.

Dentro del corredor biológico del Refugio de Vida Silvestre Bocas del Polochic, el cual es un Humedal RAMSAR, lo que significa que es reconocido por ser de gran valor, no solo para el país sino para la humanidad en su conjunto, se encuentra cerca del 80% de SETAL.

Es de vital importancia para la Reserva el adecuado manejo de la diversidad biológica, ya que evita el deterioro, por lo que se ha dividido en Zona de Protección Especial, que abarca el área de bosque latifoliado inundable, hábitat del mono aullador y cocodrilo;  Zona de Recuperación, que se caracteriza por matorrales inundables y hábitat de aves acuáticas, ambas áreas están abiertas a la investigación científica, la regeneración natural o inducida y la educación ambiental. Y la última es la Zona de Manejo Sostenible, área con guamiles y pasto, ideal para visitas demostrativas del manejo sostenible y para iniciar procesos de educación ambiental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *